Historias que inspiran

Hace un tiempo recibí este mensaje, de dos hijas preocupadas por su papá.

Ellas decidieron escribirme por su cuenta para saber si yo podía ayudarlas. Ayudarlas a ellas y a su papá.
Me conmovió mucho la nota. Son esas experiencias agridulces que nos deja esta tarea. La nota decía: ayúdanos!

Me propuse contactar a Gastón. Lo hice a través del whatsapp y le envié la nota de las nenas y un audio explicándole quién era yo y que podía ayudarlo, si él quería.
Gastón me contó que era un fumador importante (40 cigarrillos) y nunca había dejado porque le parecía imposible lograrlo.

El día 26 de octubre, luego de que tuvierámos una extensa conversación, comenzó el tratamiento de cesación junto con otras siete personas.
Cuatro de los ocho eran, como Gastón fumadores de más de 30 cigarrillos diarios y alto nivel de adicción física. El resto eran de menor cantidad cigarrillos, pero el grupo fue muy parejo. Se mantuvieron muy comunicativos entre todos a través de whatsapp.
Hubo mucho apoyo y contención., que como siempre digo es fundamental.
Dejaron de fumar el 14 de noviembre (esa fue la fecha que acordamos en el grupo).

El 14 de diciembre fue la séptima y última reunión.
Estan todos sin fumar y adaptándose a una vida nueva. Aunque es una sorpresa para ellos el haberlo logrado, cada uno está aún en su proceso con distintos grados de dificultad.
Ahora comienza la etapa de mantenimiento por seis meses, donde recibirán mi ayuda, durante todo el proceso.

En la segunda foto, podrán ver a este maravilloso grupo, incluídos el papá con sus dos valientes niñas.
Quedamos en reunirnos, nuevamente, todos por zoom el 14 de febrero, que estarán cumpliendo tres meses!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat