Resulta muy difícil diferenciar síntomas físicos de los emocionales.


Sin embargo , trataremos de hacerlo.

Durante las primeras dos semanas de la abstinencia, podemos sentir:
– Irritabilidad
– Disminución de la tolerancia a la frustración.
– Trastornos del sueño, en más o en menos. Esto nos hace sentir fastidiosos.
RECOMENDAMOS
1- Avisar a las personas cercanas, que viven o trabajan con ustedes , que estarán de esta manera. Que eso se debe a que estarán convalecientes de una enfermedad ( tabaquismo). Que por favor sean tolerantes y comprensivos.

2-Prepararse para realizar especialmente en esos días, algunas actividades gratificantes.
– pintar o cualquier otra actividad manual.
– escuchar música energética y estimulante. También podría ser relajante. Lo que prefieran.
– salir a caminar o trotar . Aunque sólo sea por unos minutos, disminuye la ansiedad y es estimulante.

– al no fumar , disponemos de más tiempo. Usarlo para ustedes mismos, para retomar alguna tarea postergada pero que sea gratificante.

Por último, les recordamos que dejar de fumar es algo sumamente importante en la vida de las personas. Por eso mismo, se trata de una actividad estresante.
Por todo lo anterior, debemos aclarar que no todo lo que sentiremos será negativo.
Muchas personas, pasados el segundo o tercer día de la abstinencia, comienzan a sentir una gran satisfacción por estar logrando algo largamente postergado, y que creían casi imposible.
Comienza a mejorar la autoestima y la seguridad.
Cuanto más nos conectemos con la satisfacción, menos síntomas negativos tendremos.
Permitirse sentir ORGULLO por el logro , mejora los síntomas de abstinencia, siempre y cuando esto no haga que nos distraigamos de todo el proceso.
ÉXITOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat