¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando dejas de fumar?

La transformación es inmediata

A partir del instante en que se apaga el último cigarrillo, se produce una larga serie de cambios físicos y psicológicos.

• A los 20 minutos se reestablecen la presión arterial, el pulso y la temperatura de pies y manos.

• A las 8 horas se normalizan los niveles de monóxido de carbono y de oxígeno en la sangre.

• A las 24 horas empieza a disminuir la probabilidad de un ataque cardíaco.

• A las 48 horas, debido a la normalización de las terminales nerviosas, mejoran el gusto y el olfato.

• A las 72 horas los bronquios se relajan y se respira mejor.

A los 10 días


• Mejora el rendimiento corporal. Se cuenta con más energía para caminar o hacer deportes.

• Mayor elasticidad e hidratación en la piel.

• Se eliminan toxinas.

• Se recupera la lucidez y la concentración, mayor rendimiento.

• Se regulariza el sueño.

• Se gana autoestima.

• Se comienza a pensar en la salud.

A los 3 meses

La función pulmonar comienza a mejorar y se produce una disminución notable de la tos, la congestión nasal,el cansancio y la sensación de falta de aire.

Después de un año

Tras un año sin fumar, el riesgo de enfermedad cardiovascular disminuye hasta reducirse en un 50 por ciento. Y continúa descendiendo con el paso del tiempo, tras 5-15 años sin fumar el riesgo de infarto cerebral es el mismo que el de una persona que nunca ha fumado.

De 10 años en adelante

El riesgo de cáncer de pulmón se reduce paulatinamente al dejar de fumar y después de diez años es un 30-50 por ciento menor.

La hazaña de nuestra vida

Durante la recuperación de la adicción a la nicotina, la persona va descubriendo partes de si misma, tal vez su auténtico yo que había quedado desdibujado tras la nube de humo. La recuperación implica reconocerse paulatinamente y aprender a enfrentar las distintas situaciones que se presentan desde esta nueva etapa de vida.


La recuperación deviene en un cambio de vida profundo, descubrir este cambio es la

hazaña más maravillosa que habremos hecho en nuestra vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *